viernes, 31 de julio de 2015


Viernes de Música

Hoy: Música Clásica

M O Z A R T

LO DIVINO


Por: Kurt Pahlen


Un día culalquiera los dioses tienen un antojo: concentran todo lo genial, lo sublime, lo milagroso en un niño; lo elevan muy por encima de los compañeros; lo conducen por caminos misteriosos de perfección; con él expanden indecible dicha sobre generaciones y siglos. el juego es grandioso y cruel a la vez: concede pocos - ¡ay, cuán pocos!- ños de vida al elegido, entrechoca su alma con toda la miseria de la vida, lo consume en su propia llama creadora.
Treinta y cinco años vivió Mozart en nuestra tierra; treinta cinco años  que le bastaron para recorrer todos los grados  de la nada a la gloria y de la gloria a la humillación, engendrando cerca de ochocientas obras para una humanidad que apenas lo entendió, y que fueron las más perfectas en todas las formas de compocisión: óperas, sinfonías, música de cámara y música sacra, piezas  instrumentales y oratorias. No existió otro maestro de su universalidad. El gran Beethoven flaqueó en la música vocal, Shubert en laópera, Wagner no cultivó la música sinfónica...

Es superfluo suponer dónde hubiese llegado de vivir setenta y siete años, como Haydn, su modelo y amigo. Esta vida de ardorosa intensidad, cuyo símbolo es la mariposa que se prodiga y consume en el único día asoleado de su existencia, esta vida tuvo que fenecer amtes que su alma decayera en cansancio, en indiferencia.
Lo que cuenta en la vida no son los años vividos, sino los años fecundos, y Mozart tuvo treinta de éstos, sinque un solo día lo abandonara  el numen creador. Antes de los seis años de edad empezó a manar la fuente creadora de su arte, que se agotó recién con la muerte. otras vidas, las que tienen el tiempo necesario para una evolución orgánica, alternan épocas de inspiración, tensión y creación con otras de calma. descanso y ensayo; en las vidas estelares como la de Mozart, un Schubert, un Bizet, algún órgano misterioso parece presentir la muerte prematura, y da tregua al cuerpo y al espíritu hasta producir todo lo que el destino quiere por su mediación legar a la humanidad.
Wolfang Amadeo Mozart nació el 27 de enero de 1756 en Salzburgo, una de las más pintorescas viudades del mundo, situada en los Alpes austríacos, cuya antigua historia dió origen a la mexcla de los caracteres raciales que hoy forman su ambiente, y que se derivan de las culturas germana e italiana. Su población es alegre y sus melodías tienen la claridad de los montes y la serenidad cristalina de los lagos que la rodean. De ahí una de las fuentes de la creación mozartiana: la otra se halla en el ambiente social de su época.
(...)
Mozart es el representante de la música aristocrática, del estilo galante, del rococó, acaso más que el propio Haydn. Las notas de esta manera musical evocan mansiones profusamente iluminadas, delicados jardines, salones de fiesta donde bella smujeres de rígido miriñaque bailan el minué  y la gavota. Por más lejos que aquella época nos parezca a nosotros, hombres del siglo xx, la música de Mozart nos la hace sentir profundamente. Admoramos sin límite la perfección de un estilo, el maravilloso equilibrio  entre forma y contenido. Pero aún más: de repente nos conmueve una melodía dolorosa, un canto impregnado de ternura, un soplo de divina serenidad. Es allí donde el genio se levanta por encima de su época, de todas las épocas, hacia la eternidad.
 Kurt Pahlen. Historia de la Música. 1964













jueves, 30 de julio de 2015

Primavera


Jueves de Amor

Horacio Quiroga


Una estación de amor  

Primavera

Era el martes de carnaval. Nébel acababa de entrar en el corso, ya al
oscurecer, y mientras deshacía un paquete de serpentinas, miró al
carruaje de delante. Extrañado de una cara que no había visto la tarde
anterior, preguntó a sus compañeros:

--¿Quién es? No parece fea.

--¡Un demonio! Es lindísima. Creo que sobrina, o cosa así, del doctor
Arrizabalaga. Llegó ayer, me parece...

Nébel fijó entonces atentamente los ojos en la hermosa criatura. Era
una chica muy joven aún, acaso no más de catorce años, pero
completamente núbil. Tenía, bajo el cabello muy oscuro, un rostro de
suprema blancura, de ese blanco mate y raso que es patrimonio
exclusivo de los cutis muy finos. Ojos azules, largos, perdiéndose
hacia las sienes en el cerco de sus negras pestañas. Acaso un poco
separados, lo que da, bajo una frente tersa, aire de mucha nobleza o
de gran terquedad. Pero sus ojos, así, llenaban aquel semblante en
flor con la luz de su belleza. Y al sentirlos Nébel detenidos un
momento en los suyos, quedó deslumbrado.

--¡Qué encanto!--murmuró, quedando inmóvil con una rodilla sobre al
almohadón del surrey. Un momento después las serpentinas volaban hacia
la victoria. Ambos carruajes estaban ya enlazados por el puente
colgante de cintas, y la que lo ocasionaba sonreía de vez en cuando al
galante muchacho.
Mas aquello llegaba ya a la falta de respeto a personas, cochero y aún
carruaje: sobre el hombro, la cabeza, látigo, guardabarros, las
serpentinas llovían sin cesar. Tanto fué, que las dos personas
sentadas atrás se volvieron y, bien que sonriendo, examinaron
atentamente al derrochador.
--¿Quiénes son?--preguntó Nébel en voz baja.

--El doctor Arrizabalaga; cierto que no lo conoces. La otra es la
madre de tu chica... Es cuñada del doctor.

Como en pos del examen, Arrizabalaga y la señora se sonrieran
francamente ante aquella exuberancia de juventud, Nébel se creyó en el
deber de saludarlos, a lo que respondió el terceto con jovial
condescencia.

Este fué el principio de un idilio que duró tres meses, y al que Nébel
aportó cuanto de adoración cabía en su apasionada adolescencia.
Mientras continuó el corso, y en Concordia se prolonga hasta horas
increíbles, Nébel tendió incesantemente su brazo hacia adelante, tan
bien, que el puño de su camisa, desprendido, bailaba sobre la mano.

Al día siguiente se reprodujo la escena; y como esta vez el corso se
reanudaba de noche con batalla de flores, Nébel agotó en un cuarto de
hora cuatro inmensas canastas. Arrizabalaga y la señora se reían,
volviéndose a menudo, y la joven no apartaba casi sus ojos de Nébel.
Este echó una mirada de desesperación a sus canastas vacías; mas sobre
el almohadón del surrey quedaban aún uno, un pobre ramo de
siemprevivas y jazmines del país. Nébel saltó con él por sobre la
rueda del surrey, dislocóse casi un tobillo, y corriendo a la
victoria, jadeante, empapado en sudor y el entusiasmo a flor de ojos,
tendió el ramo a la joven. Ella buscó atolondradamente otro, pero no
lo tenía. Sus acompañantes se rían.

--¡Pero loca!--le dijo la madre, señalándole el pecho--¡ahí tienes
uno!

El carruaje arrancaba al trote. Nébel, que había descendido del
estribo, afligido, corrió y alcanzó el ramo que la joven le tendía,
con el cuerpo casi fuera del coche.


Nébel había llegado tres días atrás de Buenos Aires, donde concluía su
bachillerato. Había permanecido allá siete años, de modo que su
conocimiento de la sociedad actual de Concordia era mínimo. Debía
quedar aún quince días en su ciudad natal, disfrutados en pleno
sosiego de alma, si no de cuerpo; y he ahí que desde el segundo día
perdía toda su serenidad. Pero en cambio ¡qué encanto!

--¡Qué encanto!--se repetía pensando en aquel rayo de luz, flor y
carne femenina que había llegado a él desde el carruaje. Se reconocía
real y profundamente deslumbrado--y enamorado, desde luego.

¡Y si ella lo quisiera!... ¿Lo querría? Nébel, para dilucidarlo,
confiaba mucho más que en el ramo de su pecho, en la precipitación
aturdida con que la joven había buscado algo para darle. Evocaba
claramente el brillo de sus ojos cuando lo vió llegar corriendo, la
inquieta espectativa con que lo esperó, y--en otro orden, la morbidez
del joven pecho, al tenderle el ramo.

¡Y ahora, concluído! Ella se iba al día siguiente a Montevideo. ¿Qué
le importaba lo demás, Concordia, sus amigos de antes, su mismo padre?
Por lo menos iría con ella hasta Buenos Aires.

Hicieron, efectivamente, el viaje juntos, y durante él, Nébel llegó al
más alto grado de pasión que puede alcanzar un romántico muchacho de
18 años, que se siente querido. La madre acogió el casi infantil
idilio con afable complacencia, y se reía a menudo al verlos, hablando
poco, sonriendo sin cesar, y mirándose infinitamente.

La despedida fué breve, pues Nébel no quiso perder el último vestigio
de cordura que le quedaba, cortando su carrera tras ella.

Volverían a Concordia en el invierno, acaso una temporada. ¿Iría él?
"¡Oh, no volver yo!" Y mientras Nébel se alejaba, tardo, por el
muelle, volviéndose a cada momento, ella, de pecho sobre la borda, la
cabeza un poco baja, lo seguía con los ojos, mientras en la planchada
los marineros levantaban los suyos risueños a aquel idilio--y al
vestido, corto aún, de la tiernísima novia.






Próximo Jueves de Amor♥ Verano.

miércoles, 29 de julio de 2015


                        Miércoles de Frases                        



El poder de las palabras


Un te amo pronunciado por los labios de quien amas puede ser, al suceder, el mejor acontecimiento vivido. Un maestro le dijo por fin a su alumno "lo has logrado" y ninguno de sus estudiantes había esperado con tantas ansias jamás esas palabras. El doctor dijo "le quedan 3 semanas de vida" y no solo la vida de ese hombre se fue abajo, sino la de toda su familia con él. El escritor dijo "necesito hallar la manera de decir lo que mi corazón habla" y sus letras fueron admiradas, leídas, amadas. Un día deslealmente prometió "nunca fallar" y su mentira le hizo a esa persona nunca volver a confiar. Dices "creo en ti" y acompañas. Dices un insulto y de alguna manera siempre dañas. Dices tus secretos a quien no debes y pones soga a tu cuello. Dices mentiras y cuando menos lo esperas sale a la luz la verdad. Quienes retan a Dios parecen salir mal, como le pasó al Titanic por haber dicho ese terrible "ni Dios podrá hundir este barco". Un cantante se atrevió a cantar todo lo que sentía su corazón, y de sus letras se enamoraron las personas porque resultó que muchos vivían lo mismo que él. Sin el silencio ante los actos de injusticia se acabaría tanto mal. ¿Qué pasaría si los políticos dijeran la verdad?.







martes, 28 de julio de 2015


Martes de Arte


El Arte: una expresión, un sentimiento, un mar de conceptos...



Para este Martes de Arte hemos realizado una encuesta con las siguientes preguntas: ¿Qué es el arte? ¿Qué es para ti el arte?. Sin más que agregar ante las interesantes respuestas recibidas les dejamos con ellas, las cuales serán anónimas pero sin embargo esperamos las disfruten.



El arte. ¿Qué es el arte? ¿Qué es para ti el arte? :

 ♦ Es la más bella forma de expresión del ser humano capaz de convertir algo feo en hermoso, y para mi es la única manera de mostrarme como soy al mundo, que aquí estoy yo más allá de mi silencio. El arte debería de tener más importancia.

♦ Una forma de expresarse.

♦ Yo creo que el arte es todo. Y todo el mundo tiene un significado de arte distinto.

 ♦ Una forma de expresar lo que sientes.

♦  El arte es una forma de expresión de sentimientos y pensamientos a través de los sentidos (oído, música; vista, pintura; gusto, gastronomía) en la que somos libres de hacer lo que queramos.

♦Para mi el arte es una forma de vida. para mi el arte se resumen en expresión y opinión que se forma a través de los espectadores. No puede haber arte sin emociones, no hay nadie sin emociones, y las emociones no son un criterio definitivo.

♦ Es una manera de ser yo sin problemas.

♦El arte es el cazador de la belleza jajaja. No sé es un concepto muy abstracto ...  como el amor por ejemplo, no puedo definir el amor pero sí sé cuando estoy enamorado.

♦Bueno es la capacidad de expresar ideas de una forma estética a través de alguno de los sentidos.


♦ El arte es la actividad en la que el hombre recrea, con una finalidad estética, un aspecto de la realidad o un sentimiento en formas bellas valiéndose de la materia, la imagen o el sonido, o también puede ser Conjunto de obras que resultan de esta actividad, así como las diferentes tendencias o estilos de las mismas.

♦Es.. ¿una forma de expresarse?.

♦ El arte es una manifestación del ser humano ya sea individual o colectiva, realizada a través de diversas técnicas como lo son la pintura, la música, la poesía, la danza, la fotografía, el cine, la escultura etc, por medio de estas diversas técnicas el ser humano busca agradar o desagradar, protestar, representar la realidad o sentimientos individuales, esto es todo un tema para debatir más hoy día que la tendencia es a globalizarlo pretendiendo.

♦ Es todo lo que se hace por habilidad del hombre. Cuando aplicamos nuestro entendimiento a la realización de una concepción. Un medio de expresión para expresar la belleza.

♦El  arte es la firma que dejamos en este mundo, aquella que deja saber cual era tu verdadero yo.
Con el arte dejas en físico lo que sientes en tu alma.

 ♦ Una forma de huir de la realidad.

♦Depende de los gustos de cada persona, por ejemplo a mi las obras de Picasso no me transmiten nada, por lo que para mi no es arte, o el inodoro de Dadaista, no es arte, para mi, sino critica de arte. En la misma medida que una reseña no es literatura sino una valoración de esta. No es lo mismo tampoco bonito que arte, ¿o todo lo que es bonito es arte? Tal vez sería más productivo intentar  pensar en una lista de criterios que combinados definan arte.

♦ El arte?, el arte es un medio por donde expresamos tanto emociones como opiniones que no podemos dar a entender mediante palabras.

♦Es aquello que puedes expresar sin tener que gesticular, el idioma universal. Para mi es mi sosiego y tranquilidad.

♦Calidad de técnica junto con transmisión de una emoción, eso es arte.

♦El arte es lo que expresamos. Para mi el arte es un reflejo de nosotros mismos, es lo que creamos a través de nuestros sentimientos y inspiraciones, es como crear algo que tu consideras perfecto.

♦ Bueno el arte yo creo es el concepto que engloba todas las creaciones realizadas por el ser humano para expresar una visión sensible acerca del mundo, ya sea real o imaginario. Mediante recursos plásticos, lingüísticos o sonoros, el arte permite expresar ideas, emociones, percepciones y sensaciones. Y bueno para mi sería la manera de plasmar tus emociones o lo que quieras mediante todas esas cosas, ya sea mediante una pintura, un poema o la música.

♦ Es la representación física, musical o escrita de cualquier sentimiento.

♦El lenguaje de todo aquello que no habla.

♦Desde mi punto de vista, hay varios criterios que
nos pueden ayudar a determinar qué es arte y qué no lo es. No obstante, dado que hay cierta ambigüedad, es útil pensar en una categoría de "gran arte", es decir, arte que es indiscutible (Peer Gynt, por ejemplo). Estos criterios serían: emoción intensa, intención de crear arte por parte del autor, reconocimiento  por el mundo del arte (estar en un museo) y es test del tiempo ( si se sigue recordando después de mucho tiempo). la gracia de estos criterios es que nunca dan seguridad absoluta, solo pistas.

♦Arte... si llega a transmitir algo para mi es arte.

♦ El arte yo lo interpreto como un sentimiento, y ese sentimiento se manifiesta ya sea en la pintura, escritura, danza, canto... el ser humano lo que crea es algo hermoso: arte.

♦El arte es una forma de expresar una persona lo que siente o lo que sabe de alguna forma ya sea tangible o intangible.





...Y para ti ¿Qué es el Arte?

lunes, 27 de julio de 2015


Lunes de Poesía



Cenizas


La noche se astilló de estrellas
mirándome alucinada
el aire arroja odio
embellecido su rostro
con música.

Pronto nos iremos

Arcano sueño
antepasado de mi sonrisa
el mundo está demacrado
y hay candado pero no llaves
y hay pavor pero no lágrimas.

¿Qué haré conmigo?

Porque a Ti te debo lo que soy

Pero no tengo mañana

Porque a Ti te...

La noche sufre.


Autora: Alejandra Pizarnik