sábado, 5 de diciembre de 2015

Poesía



La mujer es un imperio
inexpugnable. Está hecha de
lo afectivo, es un imperio del afecto.
Los hijos, los padres, los abuelos,
los paseos, la navidad, el arbolito,
la casa iluminada, la torta, el cumpleaños,
la visita los domingos, las invitaciones
de los vecinos, el perrito, los gatos
y otros tantos lazos indesatables.
Un imperios donde nosotros, varones
desvalidos, deambulamos, advenedizos,
cargados de deseo y de poder estéril, atados,
ajenos, insaciables, derrotados e insatisfechos.

- Enrique Mujica






                                                                               




Secreto


La muchacha increíble
es un vellón del color de la uva
del océano

ella no sabe en su infinita belleza
en su íngrima ignorancia
quién vela por su oro bruto y su diamante
quién descifra la curva de sus ánforas
quién la escribe

sólo vive de una tiniebla y de una prenda
agobiada por ignorantes mercaderes
y por amantes fuertes y brutales.


- Enrique Mujica







                                                                               





Que no hay
sino dos formas
de conquista:
asesinato y poesía


- Enrique Mujica









                                                                                      




Por las noches
los hombres regresan
a las camas

En algunos es
tan fuerte la idea
del regreso
que pasan de la cama
y sueñan.


- Enrique Mujica






                                                                     



Venden arte...
pero no llegan a venderlo
nunca,

digamos un cuadro,

él está ahí
separado, infinitamente
separado
de las pequeñas maniobras
de los hombres.


- Enrique Mujica









                                                        






Siempre buscando un espacio entre las ramas para ver el mar.


- Enrique Mujica







                                       




Enrique Mujica ( Guárico, Venezuela. 1945- )
Ingeniero civil egresado de la Universidad Central de Venezuela; profesor titular de la Universidad de Carabobo; cofundador del Encuentro Internacional de Poesía de la Universidad de Carabobo; redactor de la revista Poesía (UC) y fundador de la Bienal de Literatura Universidad Rómulo Gallegos, en donde se desempeño como vicerrector académico. Premio de las bienales literarias (mención poesía) José Rafael Pocaterra (Valencia, 1978), Mariano Picón Salas (Mérida, 1997) y Orlando Araujo (Barinas, 2003).




viernes, 4 de diciembre de 2015

.


“Yo creo que desde muy pequeño mi desdicha y mi dicha al mismo tiempo fue el no aceptar las cosas como dadas. A mí no me bastaba con que me dijeran que eso era una mesa, o que la palabra "madre" era la palabra "madre" y ahí se acaba todo. Al contrario, en el objeto mesa y en la palabra madre empezaba para mi un itinerario misterioso que a veces llegaba a franquear y en el que a veces me estrellaba”.

-Cortázar





domingo, 29 de noviembre de 2015

Paz.


Esas personas que son como víboras no me agradan. Esas personas que tienen tanta semejanza a las culebras no son mi tipo, no proceso ni siquiera el hecho de que alguien pueda ser así tan ampliamente vil, porque aunque todos llevamos maldad dentro de nosotros no todos alimentamos eso, no hay necesidad. Todos somos egoístas, todos tenemos codicia, todos tenemos pecado, todos somos malos, pero a veces comienzo a creer que no todos somos buenos, no todos permanecemos buenos, porque me niego a creer que existan quienes nazcan sin bondad me niego a creer que haya un niño de pura oscuridad, si más bien en ellos solo se ve luz, pero esa luz por alguna, o varias o muchas razones, quién sabe, desaparece, y empiezan a volverse, a convertirse en esas personas que aborrezco, en esos que disfrutan en crear un mal al otro, que no les importa hacerle daño a los demás. Yo me quedo con la gente buena, con la gente que a veces son consideradas como tontas, pero yo se que no son tontas, pues están bien conscientes de las cosas, lo que cambia es que no pretenden hacer mal, y pregunto ¿qué tan malo es desear hacer bien? ¿qué tan malo es no hacer mal? ¿qué tan difícil es ser una persona que le importe algo más que si mismo? y... ¿por qué hay tan pocas personas así, por qué abundan los malos.. por qué son tontos los buenos? .. quizá tienen razón todas las personas que dicen que el problema con el mundo somos nosotros, cada uno de nosotros, cada individuo que junto a los demás son muchos, somo todos, y entre todos nos hemos ido llevando a las catástrofes que vivimos a causa de nosotros mismos, sí, nosotros, y no porque las atraigamos con las mente - como leí una vez en un libro- sino porque las acarreamos con nuestras manos, en cada acción, y lamentablemente somos susceptibles y nos dejamos llevar por los demás sin preguntar si esta mal o sin escuchar nuestra propia voz, sin pensar en nuestra propia acción, sin ver consecuencias traen, sin ver a quién hacemos daño, sin pensar.. ¿por qué nos cuesta tanto pensar? si es lo que nos diferencia de los animales, el raciocinio.. ¿por qué nos cuesta tanto vivir en hermandad? si somos la misma especie, si por muy distintos que seamos, aunque tengamos diferentes leguas, creencias y opiniones no hay animal que sea igual a nosotros, no son humanos, nosotros somos humanos y nos atacamos como si fuéramos enemigos, como si la persona que está a nuestro lado, en nuestra frontera o en otro lugar fuera un extraterrestre, otra especia, otra cosa,  no humana.