sábado, 4 de junio de 2016

cristal














 ~ 



Mi piel nunca ha sido fuerte, sino quebradiza
nunca me he hecho sino trizas
junto los pedazos, 
como puedo, 
intentando ser de nuevo lo que ya ni se si soy, 
intento ser algo, alguien
pero no sé si nunca soy nadie o simplemente nunca dejo de ser yo.

Siempre me enfrento a todo, aunque huya tanto de las cosas.
Sin saber de donde he sacado las fuerzas toda mi vida, 
quizá por esto estoy tan destruida, he dado más de la cuenta, con la que nunca ha sido mi fuerza.

He peregrinado tanto y aun sigo en el mismo lado 
todo lo vivido en este mundo hondamente emocional,  en este hueco donde se vive de todo sin vivirse nada.

Silencio y nada, mezclado sin sentido con el todo y el ruido de la vida, 
hecha siempre con estos materiales.


Necesito entender cosas, pero a veces parece que solo me niego a aceptar lo que entiendo. 

He construido este propio laberinto, y estoy atrapada en él desde que tengo memoria y recuerdo. 
Pero si es así, entonces ¿realmente he sido yo quien ha hecho todo esto?. 

Necesito amor, luego le escupo a lo que me ama, a lo que amo, a mi misma, a todo... lo pisoteo y luego lloro,
 y luego río, pero no porque haya razón, creo que porque hasta a eso nos vemos obligados mientras aquí estemos. 

¿Todos viven esto, 
o
Soy la única así? 

no creo, pero no lo sé. 

"Solo se que no se nada" ... y que jamás lo sabré. 

Aprender a vivir en la incógnita, en la incertidumbre, aprender que jamás aprenderemos a vivir, y seguir viviendo porque fue esto lo que nos dieron.