sábado, 11 de febrero de 2017

Serie: QUIERO




Quiero que estés en mi cama en las mañanas
pero no en todas
solo en estas en las que despierto 
sabiendo que la vida 
es una bendición incompleta 
porque faltas.


Resultado de imagen para wish tumblr

viernes, 10 de febrero de 2017

jueves, 9 de febrero de 2017

Luiszahyd





Cuenta mi historia que pasé la vida entre la espera y la pintura, fui esa que te esperó pintando bosques con apacible paciencia, que cuando el tiempo fue tan largo que parecían ya haber pasados siglos pintaba a la gentes que se prestaban de modelos y que con el tiempo minaron su tranquilidad de historias y en su mano había más que siempre un pincel también un cigarro, que luego, luego cuando fueron milenios ya solo pintaba lo que reflejara el espejo, o lo que yo percibía frente a él, hasta que te reflejaste de nuevo tú, después de tanta espera, con los hombros cansados de las cargas de alegría y agonías, y los ojos llenos de más historias de las que conocía, y entonces, ya no sabía que pintar. Cansada de esperar mientras tu pintabas, no porque no quisiera verte sino porque ya era tediosa la paciencia decidí yo también irme y tomar mi rumbo. No puedo irme por tierra dije, así que una mañana tome el cuchillo más afilado de la cocina y me abrí toda la espalda, y ahí estaba, yo lo sabía, me salieron ensangrentadas las dos alas entumecidas por los años de encierro ahí atrapadas, y quisiera decir que volé, pero no, hubiera muerto, así que esperé a cicatrizar y cuando hubo llegado su tiempo volé y no volví más, pintando cada una de las maravillosas cosas que pude observar. Cuenta mi historia que pasé la vida entre la espera y la pintura, y que aunque nunca llegaste, y yo llegué tarde, siempre me acompañó el arte.







Resultado de imagen para hiperrealismo alas








lunes, 6 de febrero de 2017

7:47pm


La calle por la que transito para llegar a casa después de mis actividades está llena de árboles.
Generalmente cuando camino estoy tan absorta en mis pensamientos que ignoro cualquier sonido externo, perdiéndome el sonido de las hojas de los árboles en su batir contra el viento del anochecer, a través del cual ellos siempre, siempre, siempre murmuran a los humanos algo que no logramos distinguir.




Imagen relacionada